Néstor Kirchner: El político de la integración latinoamericana - FM Raices Rock 88.9

miércoles, 27 de octubre de 2010

Néstor Kirchner: El político de la integración latinoamericana


Su gestión como mandatario de Argentina, se caracterizó por mantener una posición crítica en contra de la dictadura económica ejercida por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Su carrera política, durante la cual se desempeñó como intendente de Río Gallegos (1987-1991), gobernador de la provincia de Santa Cruz (1991-2003), presidente de Argentina (2003-2007), diputado (2009-2013), también incluyó su trabajo como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y presidente del Partido Justicialista hasta el momento de su muerte.

Mandatarios como el de Brasil, Inácio Lula Da Silva, vieron la designación de Kircher como "la consolidación de una etapa más de fortalecimiento de Unasur" y señalaron que la experiencia del político argentino lo hacía "cien por ciento apto para ser un extraordinario Secretario General".

Y es que durante su gestión como mandatario de Argentina, Kirchner se caracterizó por mantener una posición crítica en contra de la dictadura económica ejercida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Una de las principales medidas de su gobierno fue cancelar por anticipado la deuda con el FMI por un monto de 9 mil 810 millones de dólares para culminar así la sujeción a las políticas neoliberales que intentaba imponer el organismo.

En enero de 2004, durante la IV Cumbre de las Américas, Kirchner expresó su rechazo hacia el tratado de libre comercio ALCA (propuesto por Estados Unidos) y planteó la necesidad de establecer una coalición de países de la región para promover una economía propia e independiente del imperialismo, lo cual estableció un precedente que le valió ser considerado como uno de los políticos que más trabajó por la unión suramericana.

En ese encuentro, la actuación de Kirchner -junto a otros mandatarios progresistas de América Latina- fue fundamental para derrotar el ALCA, que estaba previsto que entrara en vigencia en enero de 2005 y que habría significado la sumisión al modelo económico impuesto por Estados Unidos.

Kirchner político

Licenciado en Derecho desde 1976 por la Universidad Nacional de La Plata, Kirchner participó como miembro de la Juventud Peronista en los años 70 cuando era dirigente estudiantil en ese centro universitario donde conoció a su esposa, Cristina Fernández.

En 1976, se trasladó junto a su esposa a Río Gallegos para ejercer su profesión de abogado y se alejó temporalmente de la política hasta el año 1983, cuando se convirtió en funcionario del gobierno provincial.

En 1986 alcanzó el apoyo interno para obtener la candidatura a intendente municipal (alcalde) de la ciudad de Río Gallegos y triunfó en las elecciones al año siguiente.

La gestión de Kirchner como intendente desde 1987 a 1991, le permitió abonar el camino para ser electo gobernador de la provincia de Santa Cruz en 1991, con 61% de los votos.

En Santa Cruz tuvo una exitosa gestión en la que logró mantener un superávit fiscal en una región que venía de un déficit comercial de alrededor de mil 200 millones de dólares.

En 1992 fue nombrado presidente del Consejo Provincial del Partido Justicialista y secretario de Acción Política del Consejo Nacional. En 1993 fue designado Convencional Constituyente para la reforma de la Constitución Nacional Argentina.

En 1996 fundó la Corriente Peronista dentro del Partido Justicialista y se presentó como candidato a la Presidencia en 2003, frente a Carlos Menem -que gobernó el país entre 1989 y 1999- y al entonces presidente Eduardo Duhalde (2002-2003).

Kirchner presidente

El 25 de mayo de 2003, Néstor Kirchner -nacido el 25 de febrero de 1950 en Río Gallegos, en la provincia sureña de Santa Cruz- asumió la presidencia de Argentina y mantuvo un programa de gobierno caracterizado por políticas económicas y sociales exitosas que incidieron en la disminución del desempleo al 10%, una reducción significativa debido a la crisis económica que sacudió a la nación previo al gobierno del mandatario.

Durante su gestión, Kirchner además dio prioridad al tema de los derechos humanos e impulsó el enjuiciamiento de los responsables de los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante los años 70 del siglo XX, realizados por la Triple A y por el gobierno del Proceso de Reorganización Nacional, logro que alcanzó gracias a la anulación en el Congreso Nacional de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

El 2 de junio de 2007 el Jefe de Gabinete, Alberto Ángel Fernández, confirmó que Kirchner no buscaría la reelección en las elecciones presidenciales de octubre, e informó que quien se lanzaría a la primera magistratura sería su esposa, la senadora Cristina Fernández, como representante del ''Frente para la Victoria'' (FPV - Provincia de Buenos Aires).

Kirchner finalizó su mandato el 10 de diciembre de 2007 y entregó el mando a su esposa Cristina Fernández, quien se impuso en las elecciones del 28 de octubre de ese año.

Una vez que dejó el cargo de Presidente pasó a dedicarse a la actividad partidaria, y se perfilaba como candidato presidencial para el 2011.

Kichner integrador

Kirchner fue electo diputado de la nación en 2009 y al año siguiente, los Jefes de Estado de la Unasur lo eligieron unánimemente como Secretario General de la organización.

Luego de asumir el puesto, le tocó enfrentar una serie de conflictos políticos en los cuales condujo con éxito la actuación del ente regional para preservar la unidad del bloque.

Kirchner fue uno de los principales protagonistas de las gestiones para la recomposición de las relaciones entre Venezuela y Colombia, tras la ruptura propiciada por el gobierno de Álvaro Uribe.

En enero de 2010, participó activamente en el encuentro en Santa Marta, pactado entre el Presidente Chávez y el recién electo mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, quienes acordaron una hoja de ruta para el restablecimiento de los vínculos diplomáticos y comerciales.

Una vez superada la ruptura entre Caracas y Bogotá, ocurrió el intento de golpe de Estado en Ecuador, perpetrado por la oposición de ese país, que manipuló a un sector de la policía para que generara disturbios y secuestraran al presidente, con la orden de ejecutarlo.

La Unasur convocó a una reunión de emergencia en Buenos Aires para expresar su respaldo absoluto al mandatario, Rafael Correa, y acordó una serie de severas medidas que serían aplicadas a cualquier país en el que se atacara la democracia.

El intento de golpe fue superado y el Presidente Correa, tras ser rescatado por un operativo militar, regresó a sus funciones ese mismo día y agradeció las gestiones de Kirchner en Unasur.

''Gracias a la intervención del pueblo, de las Fuerzas Armadas patriotas y, de manera ostensible, de la solidaridad internacional, a través de organismos como Unasur y OEA, esta intentona fracasó. Agradezco a estos organismos, al igual que la solidaridad demostrada por la Unasur, organismo que comprobó fehacientemente su legitimidad tanto por la celeridad de su convocatoria y reunión en Buenos Aires, como por las respuestas categóricas a cualquier intento desestabilizador de la democracia en la región'', escribió Correa a Kirchner.

Kirchner, en su condición de secretario general de la Unasur, junto a Correa (presidente Protémpore de esa organización), serían los encargados de redactar la cláusula democrática que debatirán los Jefes de Estado de la región el 26 de noviembre de este año.

Agencia de noticias Telesur

No hay comentarios:

Publicar un comentario