Medios comunitarios y populares ante la nueva ley - FM Raices Rock 88.9

miércoles, 6 de abril de 2011

Medios comunitarios y populares ante la nueva ley

Página12/060411, Diego Jaimes hace un repaso de avances concretados y desafíos que se presentan a los medios comunitarios y populares en el proceso de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
Por Diego Jaimes *

Superados los principales escollos judiciales impuestos por las corporaciones multimediáticas, han comenzado a darse los primeros pasos para la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La norma está vigente, y para los medios gestionados por organizaciones sociales se vislumbra una serie de desafíos en el horizonte a mediano y largo plazo. Este y otros temas serán parte de la asamblea anual del Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco), que se desarrollará en Santiago del Estero los días 8, 9 y 10 de abril.
- Institucionalidad. Uno de los pasos ya dados es la creación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) como ente de aplicación de la ley, reemplazando al viejo –y no tan querido– Comfer. Fue creado también el Consejo Federal de la Comunicación Audiovisual, en el cual están representados todos los sectores de la comunicación y los gobiernos provinciales.

- Contenidos.
Se avanzó en generar un acceso amplio a los acontecimientos considerados de interés general, en especial espectáculos deportivos restringidos en años anteriores a quienes podían pagarlos (Deportes para Todos es el caso emblemático). Se están ordenando –no sin conflictos con los grandes grupos– las grillas de los canales de cable. Es cada vez más visible el desarrollo tecnológico que se está realizando a través de la Televisión Digital. Además de ampliarse la cobertura y el acceso, se promueve la creación de nuevas señales –públicas, privadas y comunitarias–, así como la producción de contenidos a nivel local, regional y federal, en alta definición.

- La clave. En este contexto de claros avances –impensados años atrás–, las organizaciones sociales que gestionan medios comunitarios y populares vienen creciendo y fortaleciéndose, orientando sus estrategias para incidir políticamente en el ámbito de lo público. Estos medios son espacios de participación popular y ciudadana en el escenario mediático y ponen en escena las voces, los temas, los conflictos, las miradas del mundo y los enfoques silenciados por las corporaciones. Los desafíos hoy son básicamente cualitativos, aunque hay una cifra que los sintetiza: el 33 por ciento del espectro radioeléctrico, reservado para los medios comunitarios. La clave: cómo se ocupa ese lugar con participación popular, responsabilidad y calidad comunicacional.

- Formación y capacitación. Es indispensable fortalecer las capacidades de las y los comunicadores sociales en todos los roles a cubrir en un medio de comunicación: locutores, conductores, productores, operadores técnicos, etc. Y no sólo en las cuestiones técnicas, sino fundamentalmente en aquellas vinculadas con el tipo de proyecto político-comunicacional que está en juego. Mucho se ha aprendido en los últimos veinte años y mucho queda por aprender. En este sentido, es para resaltar la alianza del Farco con el Ministerio de Trabajo y la Dirección de Industrias Culturales de la Nación para abrir cinco centros de formación profesional en distintos puntos del país que incluirán a cien futuros trabajadores de la radio. También la iniciativa “Todas las Voces Todos”, que ha fortalecido a cien radios escolares en zonas rurales y de frontera en convenio con el Ministerio de Desarrollo Social y la Afsca.

- Redes y recursos.
Los medios comunitarios necesitan sostenerse en términos económicos y financieros, y para eso deben propiciar tanto el desarrollo de fondos provenientes del Estado –fondos de fomento, publicidad– como estrategias de “mercadeo” en pequeña y mediana escala. Pero lo que realmente “sostiene” a los medios populares es su capacidad de articulación con otros actores sociales, en el marco de proyectos político-culturales mucho más amplios.

- Incidencia pública. Las radios comunitarias son reconocidas y valoradas por sus comunidades, aunque no siempre elegidas como medio de información primordial. Su capacidad para instalar temas en agenda y ser fuente de opinión legítima es otro gran desafío de esta etapa. Hay experiencias a destacar en este sentido, como el Informativo Diario que el Farco realiza en su Centro de Producción desde hace ya cinco años, producido en las mismas radios y difundido vía satélite e Internet a más de 170 emisoras en todo el país. La Agencia Télam está replicando estas noticias cada vez con mayor frecuencia a partir de un convenio conjunto.

La Asamblea de Farco a realizarse en Santiago del Estero –donde estarán presentes las organizaciones que luchan por el derecho a la tierra en esa provincia– será una buena oportunidad para avanzar en esos y otros debates. En este encuentro, además, se agregarán nuevas emisoras a las 65 ya existentes, para seguir ampliando y fortaleciendo la red.

* Licenciado en Comunicación UBA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario