El Gigante del Oeste: un sueño colectivo

Tras salir sorteados en el PROCREAR un grupo de vecinos de la ciudad de La Plata se organizaron para acceder a tierras privadas ante la especulación inmobiliaria. Hoy en Lisandro Olmos crece el Gigante del Oeste; un sueño que se hace realidad gracias al trabajo colectivo.

Por Ritmo y Sustancia

Escucha la entrevista completa



A mediados del 2013,  nucleados previamente en un grupo de Facebook, los beneficiarios del Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar de La Plata, comenzaron a organizarse para armar un decreto para que tierras rurales puedan ser urbanizadas. El proyecto proponía que "tierras que eran hectáreas se pudieran subdividir con destino PROCREAR" explicó Jimena Cazalla, vecina del Gigante del Oeste en especial de acceso a la vivienda de Ritmo y Sustancia.

En febrero del 2014 los favorecidos por el plan se separaron por zona y desde cada una comenzaron a hacer el relevamiento de tierras. En el caso del Oeste "eran 22 hectáreas que la rezonificación era rural e indivisibles, no se podían subdividir".

En septiembre de ese año el Concejo Municipal aprobó el proyecto y las tierras que eran rurales pasaron a ser aptas, pero el 2015 lo arrancaron con otra problemática: los dueños de las tierras, que se debían encargar de la apertura de calles y de la iluminación, no habían comenzado las obras y los plazos para el PROCREAR llegaban a su limite. Por lo que en enero realizaron un acampe en la municipalidad "pidiendo que intervengan como ente regulador de esta ordenanza y por suerte pudimos llegar a un acuerdo entre las tres partes: el municipio, los dueños y nosotros" contó Cazalla.

Hoy por hoy el barrio empieza a tomar forma: las calles ya van abriendo, la luz ya se está instalando y los vecinos están cada vez más organizados: "venimos peleando hace casi dos años; trabajamos mucho en equipo. Somos 432 familias por lo cuál es difícil la coordinación pero tratamos de hacerlo lo mejor posible; hay mucha cadena de comunicación, mucho trabajo en equipo" explicó Jimena y agregó que trabajan organizados por comisiones y que hoy las decisiones son colectivas a través de asambleas.

Más allá de cada una de las familias sueña con su casa propia, haberse vistos nucleados en El Gigante del Oeste hace que se piense en cómo va a ser ese barrio. Cazalla adelantó que ya tienen planificada una plaza y que hay dos sectores comunitarios en los que un club puede llegar a desarrollarse.  Al barrio "lo soñamos entre todos y a medida que vamos superando distintas etapas vamos planificando lo que sigue para más adelante" comentó y aseguró que, si  bien son muchos, son "bastante unidos. Nosotros ya nos juntamos en el barrio; si vos vas un fin de semana está cada uno en la puerta de su lote tomando mate, pensando".

Mientras las obras avanzan, los vecinos están esperando el llamado de aprobación del crédito y reconocen que hoy pasan por "una instancia mucho más alentadora que a principios del 2015". El trabajo en equipo hizo que las cosas avancen: "el peso del colectivo siempre suma y el trabajo colectivo suma mucho más que el trabajo individual; así que ese es un plus o una ventaja que tenemos a otro beneficiario que por ahí la está peleando sólo" concluyó la vecina de este Gigante que sigue creciendo en el oeste de la ciudad. 
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario