Ley de medios: hacia una nueva comunicación

Néstor Busso ex presidente del Foro Argentino Radios Comunitarias (FARCO), integrante de la Coalicion por la Radiodifusion y miembro del AFSCA, a 6 años de la aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) analiza cómo esta normativa ha cambiado la realidad de los medios.

Por Ritmo y Sustancia




El integrante de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) señaló que los medios populares han aumentado mucho en número y en reconocimiento; "han crecido amparados por la ley. Sin embargo todavía falta un proceso de normalización, de legalización de muchas radios comunitarias y populares que todavía no han podido acomodar sus papeles. eso esta pendiente sobre todo en las grandes ciudades que el AFSCA llama zona de conflicto, donde no se han realizado los concursos ni se ha hecho la ley preevia inicialmente en un año. Es mucho lo que se hizo; es mucho lo que falta hacer".

Las trabas judiciales puestas por el Grupo Clarín y por el poder económico, dueño de grandes medios, que se resisten al cumplimiento de la ley, han demorado la aplicación de la misma. La lentitud del poder judicial, que ha tardado cuatro años en declarar la constitucionalidad de la LSCA, resulta "algo realmente increíble después de un amplio debate nacional, del debate en el congreso, la aprobación de diputados y en el senado, de la promulgación del poder ejecutivo..." señaló Busso.

De cara al futuro, teniendo en cuenta que el espectro es limitado y que en las grandes ciudades, como es el caso de La Plata, hay muchas radios que buscan instalarse, Busso explicó que "hay que trabajar técnicamente y políticamente para regularizar las radios. Eso esta pendiente" para ello es necesario "un Estado que ordene; que tenga decisión política de aplicar la ley y de cumplirla y hacerla cumplir" todo esto en conjunto con las radios comunitarias y las organizaciones populares. Ese dialogó ya se está dando "hay que seguir trabajando y hay que vencer el poder de las grandes coorporaciones, que es el poder económico" 

La LSCA entiende a la comunicación como un derecho humano por lo que Busso señaló que su aplicación también "implica un profundo cambio cultural de la vieja idea de la comunicación como un negocio para unos pocos a la comunicación como un derecho humano", por lo que hay muchos proyectos que apuntan a diversificar y amplificar la comunicación. Uno de ellos es "Sembramos palabras, cosechamos derechos" que apunta a la construcción de medios rurales. La idea es que "quienes no podían expresarse, quienes eran silenciados, quienes son silenciados por los grandes medios tengan sus propios instrumentos para expresarse, para ejercer ese derecho a la comunicación a la libertad de expresión" explicó y agregó que  no solamente hay que impedir los monopolios "sino que a través de las políticas publicas hay que fomentar una nueva comunicación para que todas y todas, cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, tenga instrumentos, canales donde expresarse, donde hacer publica su voz; sus alegrías y sus demandas"
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario