¿Qué implica la reglamentación de la ley de parto y nacimiento humanizado?

Después de once años de su sanción y de lucha de parte de diferentes grupos y organizaciones sociales, se reglamentó la Ley 25.929, de Parto y Nacimiento Humanizado.




La Ley por un lado propone el derecho de las mujeres a la información y la libertad de elección; el trato digno y respetuoso; el decidir si quieren o no estar  acompañadas durante el parto, así como la posibilidad de estar junto a su hijo o hija en la internación.

Para Ana Schoo psicóloga y miembro de la Asociación Argentina de Parteras Independientes, lo principal es el acceso a la información y el inicio de un cambio de paradigma.


Por otro lado, tiene como como objetivo favorecer el vínculo con el bebé por lo que el equipo de salud deberá fomentar el contacto entre la madre y el recién nacido desde el momento del nacimiento, independientemente si fue parto natural o cesárea.

Exige a su vez a los servicios de internación neonatal, incluso en sus áreas de terapia intensiva, brindar acceso sin restricciones a las madres y los padres, permitiendo el contacto físico.

También antepone el parto natural a las prácticas invasivas y de suministro de medicación.

¿Influye psicológicamente en el bebé el momento del parto?


Después de años de lucha de mujeres y organizaciones se reglamentó la ley, lo que falta es que se aplique y tenga por supuesto respaldo y apoyo de las instituciones médicas.


El Termómetro
Miércoles 17:00hs-18:00hs
FM Raices Rock 88.9
https://twitter.com/termometroradio

Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario