RRTV | Postales del 8 de Enero, Plaza Moreno

La represión del viernes trascendió.  Se vieron  los resultados y los actos por todos los medios; imágenes de un pasado que vuelve. 

Julio Garro, entendió que los manifestantes “vinieron a buscar incidentes con una clara intencionalidad política”. Y dijo que “no se trataba de trabajadores defendiendo un empleo”, sino que “vinieron directamente a lastimar policías”.

Desde FM Raíces Rock hablamos con algunos de los manifestantes reprimidos, que nos contaron sus historias. Le damos voz a los protagonistas.




“Por reclamar lo que nos corresponde”


Mariano Undiano, Centro Vecinal Martin Fierro, City Bell.

No es la canción de Pappo pero tiene el mismo sentido. Es el testimonio de uno de los trabajadores municipales reprimidos en la mañana del viernes.

Por Calle 12 una mujer gorda, bien madre, cruza calle 12 grita al cordón de infantería “Somos trabajadores; ¡Sepanló!”.



Desde la plaza, Mariano Unidano, comenta los hechos: “Nosotros queríamos entregar un petitorio, hablar con el Intendente para ver cuál era la razón de los despidos y nos reprimieron con balas de goma y gases”. Luego de un suspiro y de girar la cabeza; suelta: “Le pegaron a todo el mundo”.



“Nosotros trabajamos en un Centro Vecinal de City Bell, Martín Fierro”, relata Mariano. Habla por sus compañeros al decir que están todos dispuestos a laburar, pero no se les asigna ningún tipo de función para echarlos. “Vamos a seguir reclamando hasta que nos garanticen nuestra fuente de trabajo y mañana arrancamos a laburar a las 8 de la mañana como corresponde”

Mariano Undiano: “Cuando avanzamos para entrar la policía nos puso los escudos, no de buena manera, les pegaron a algunos compañeros, se armó el disturbio y ahí empezaron con los tiros. Pero no fueron al aire, fueron a quemarropa,  fueron a metros, a 1 metro, a medio metro, estábamos todos muy juntos y tiraban al cuerpo no tiraba para arriba. Las pruebas están en las balas que tienen los compañeros en la espalda, en las piernas, en la cabeza, en la cara. Están todos acá desparramados en la plaza.”



“Siempre le dijeron La Villa pero ya no es más villa”

Rito Gamarra, Centro Recreativo Nuevo Desafío, Tolosa.




Rito Gamarra es uno de los referentes del  Centro Recreativo Nuevo Desafío. Desde el galpón ubicado en 16 y 531 “nosotros dimos vuelta todo lo que trabajamos en el barrio, los chicos ahora lo toman como un club” cuenta con orgullo. “Hace mucho que vivimos ahí, antes no podías ni pasar y ahora los chicos están en el centro practicando boxeo en vez de estar en la esquina tomando cerveza o drogándose”.

Desde allí inciaron una caminata pacífica para entregar el petitorio de una reunión con el Intendente Julio Garro. “Ya hablé con el secretario de Gobierno, hablé con el delegado. Entonces voy a hablar con el número “1”, entregarle el petitorio e irnos”. Esa era la idea.

En lo particular, cuenta que desde el año 1999 estaba como contratado y que pasó a planta “hace muy poco”. A partir de tomar conocimiento de sus despidos hablaron con el subdelegado, y con el Delegado Sergio Sarlo sin ninguna respuesta. Se pusieron en contacto con el Secretario de Gobierno Nelson Marino, a quien los espero desde las 8 de la mañana hasta las nueve de la noche. Ahí le entregaron una carpeta, le contaron de su trabajo y se comprometió a visitarlos el 2 de enero. Nunca apareció.

La invitación: “Los esperamos, cuando quieran. De ahí salían los compañeros a trabajar con unas cooperativas que hacíamos trabajo social todos los días desde las 6:30 de la mañana y hasta las 22:30 de la noche estamos todos los días con patín y boxeo, de lunes a sábado.

Rito Gamarra: “Yo no tengo nada que tapar, por eso mismo vengo a dar la cara y la voy a dar como la di siempre”.



Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario