Dos mil policías despedidos, magro aumento salarial y ratificación de las cúpulas

El Sindicato Policial Buenos Aires se movilizó a la gobernación ante la ola de despidos, el escaso aumento recibido por los oficiales y para exigir la discusión de condiciones laborales dignas. Nicolás Masi, Secretario General del SiPoBA, denunció la falta de diálogo y los hechos de corrupción encubiertos por el Ministro Cristián Ritondo.

Por El Antídoto 



Modernización de la fuerza

Sin indemnización y ningún tipo de cobertura, con secuelas graves y con una familia. Según Masi, esas son la condiciones de la mayoría de los dos mil despedidos de la Policía Bonaerense contabilizados por el Sindicato Policial de Buenos Aires (SIPOBA).

Las excusas de las expulsiones son el exceso de carpeta médica. Al respecto, el titular del Sindicato señaló que esto se debe a que solo se tiene en cuenta los daños físicos y no se considera el trauma psicológico: “hay gente que no se recupera de la noche a la mañana por un enfrentamiento armado”.

Dos reclamos

Los oficiales se concentraron a las 10 de la mañana del jueves 14 para reclamar una equiparación de los salarios con los cobrados por la Policía Metropolitana (según datos de la SiPoBA, la PM cobra $ 17.392, un 40% más que el de la provincial) Además, Masi comentó que la Bonaerense recibe $424 de aumento mientras la policía porteña va a cobrar un retroactivo hasta enero de $2000 por mes.

Por otro lado, también exigieron que se establezca una mesa de diálogo en la cual discutir las condiciones laborales. El SiPoBA se ha presentado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para la sindicalización de los y las policías y el reconocimiento como trabajadores.

En cuanto a la metodología del reclamo, Nicolás Masi aclaró que nunca propician ningún tipo de abandono de servicio ni paro y que siempre se mantienen los servicios esenciales. “Por eso la única acción que hacemos es la de protesta, marcha y petición” describió.

No cambio

“No hay diálogo” respondió Masi cuando fue interrogado por la interlocución con la gobernadora y el Ministro de Seguridad.

Ritondo está denunciado por “presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento de ilícitos y hechos de corrupción que se están produciendo en la ciudad de La Plata” disparó el titular del SiPoBA.

“Para nosotros es un hecho grave porque no remueve las cúpulas” continuó Masi y detalló que solo se desplazó a Darío Camerini, (quien habría ordenado la represión frente a la Municipalidad) por los casos de la caja de la Comisaría 1° de las horas Cores, hecho que salió a la luz a partir del robo al Intendente Julio Garro. A pesar del escándalo, el Jefe del desplazado, Comisario General Fernando A. Grasso, y el valijero y actual Comisario Inspector Diego Bravo, fueron ratificados por el Ministro de Seguridad.


Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario