ADO: “Lo único que tenemos es trabajar todo los días y estos nos dejaron en la calle”

Hoy, casi un centenar de trabajadores de la Empresa Recuperada Acoplados Del Oeste Ltda. se movilizaron a la Legislatura Provincial para exigir que se anule el veto de María Eugenia Vidal. Hay un pedido de desalojo en marcha desde ayer que podría dejar en la calle a las 120 familias que dependen de esta empresa. La anulación quedo en suspenso después de que el Frente Renovador negara el quorum. El Ministerio de Trabajo les garantizó 90 días de tregua.




“Una lástima porque ya teníamos las dos expropiaciones (Senadores y Diputados) y la Vidal la tiró para atrás” relata con bronca Daniel. Los trabajadores se juntan alrededor de bombos y redoblantes con la marca de la empresa fallida, Petinari, prensada sobre la chapa. Estallan en gritos: “Pan y vino, pan y vino, pan y vino pan y vino; el que no grita acoplados para qué carajo vino”.




















Suenan los petardos mientras un par cuelgan la bandera en el enrejado de la Legislatura y detrás hay montada una guardia de infantería. Será el mismo cuerpo que los gaseará, y les meterá palos y goma, si es que no consiguen que se anule el veto. “Hacemos responsable a la Señora Maria Eugenia Vidal de lo que pueda pasar en ese desalojo” apuntala Alejandro. Luis De Serra, esta misma mañana cuando todavía estaban en Merlo dijo tener “fé que manifestándonos tendremos alguna respuesta. Pero en el caso negativo tendremos que prepararnos para otra lucha más dura”.





Lo que parecía ir por buen camino se complicó. Toda la oposición se había comprometido a apoyar la anulación del veto,  “pero a último momento hay diputados del Frente Renovador, como Juan José Amondarain, que se nos dio vuelta” relató De Serra. Esto llena de incertidumbre a los trabajadores, que ante una votación negativa perderían todas las esperanzas.





Del otro lado, el de la Plaza San Martin, ATE lucha contra la emergencia administrativa. Dentro del recinto se disputa si dar o no quorum. El Frente Renovador, como en Nación, finalmente no baja y deja la decisión en suspenso.




Los trabajadores, con el desalojo a una semana de distancia, caminan entre el humo de las cubiertas encendidas y marchan hacia el Ministerio de Trabajo. Necesitan tener un respaldo para presentar al juzgado y evitar que intenten desocupar por la fuerza la fábrica donde incluso están viviendo algunas familias. Finalmente lo obtuvieron; tranquilidad por 90 días.



Las Razones del Veto


Según De Serra, los argumentos de la Gobernadora, María Eugenia Vidal, son dos: por un lado, que la empresa todavía no presentó la quiebra y que manifiesta deseo de seguir con las negociaciones; el trabajador de ADO aclaró que tienen copia de las últimas audiencias del Ministerio de Trabajo de Morón en las cuales la patronal no se ha presentado. Además, “las propuestas siempre eran las mismas: que vuelvan los compañeros que no habían sido despedidos, que eran alrededor de 50 y con lo que se iba generando ir pagando las indemnizaciones en cuotas y a la mitad”.

Por el otro lado, en el escrito del veto firmado por la gobernadora, se notifica que la Provincia no tiene fondo para pagar las expropiaciones. Dato falso según De Serra, quien detalla que en el art. 65 de la Ley de Presupuesto “se le permite a la provincia endeudarse para casos como las empresas recuperadas y otros temas más.”

Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario