Emilio Pérsico: “Me enorgullece defender mis convicciones hasta en el infierno”

El referente del Movimiento Evita habló de las sensaciones encontradas de este 25 de mayo, conversó sobre las tareas para esta etapa y sobre el rol de CFK en la resistencia. Respondió a las críticas sobre sus negociaciones con el Macrismo y mantuvo en secreto la receta del locro que cocinaba desde las siete.






 “Los Argentinos tenemos que reflexionar mucho sobre que significa la independencia” convocó Pérsico el día en que la Plaza de Mayo esta vallada y con un acampe de cooperativistas que reclaman por salarios dignos.


“Acá debe ser uno de los pocos países donde se festeja la revolución” lanzó a la vez que mencionó que “la calle sigue siendo nuestra” a pesar de que hay “un signo de tristeza muy grande porque estábamos festejando y ahora estamos luchando”


Una vez más, Emilio Pérsico recoge de la experiencia popular la sabiduría para enfrentar la etapa: “Ayer fui a inaugurar en Quilmes, el Centro de Producción Pereyra Rossi, y estaban los compañeros con los cascos”. Uno de los cooperativistas lo interpeló: “Vamos a abrir un merendero en el barrio pero no lo queremos hacer acá, porque para nosotros que hemos conquistado el trabajo hacer el merendero acá es una derrota.”


De eso, Pérsico rescató que “La memoria popular esta reciente y nosotros tenemos que jugar un doble papel: Tenemos que estar en la marcha de la CGT tratando de buscar la unidad de los trabajadores en la resistencia contra el gobierno, defendiendo lo que fueron estos años felices con Cristina y tenemos que estar en las peleas reivindicativas de nuestro sector y negociando las mejores condiciones para nuestros compañeros (…) tapar los agujeros que este modelo neoliberal va dejando.


EL mismo ejemplo utilizó para contestar a las críticas ante sus reuniones con sectores del actual gobierno: “es una realidad que estamos dialogando con el gobierno y no nos tiene que avergonzar. Me enorgullece defender mis convicciones hasta en el infierno y las voy a llevar a todos lados, lo que no voy a hacer es entregar los intereses de nuestros compañeros en esa negociación, voy a tratar de sacarle lo más posible y defender mis convicciones, esto que hizo el compañero.” Y remató: “nosotros queremos que nuestros chicos sigan yendo a la escuela y que sigan yendo despiertos y bien nutridos”.


Por último confesó que desde las 7 de la mañana estaba cocinando un locro para su familia y para compartir con compañeros aunque se negó a compartir la receta. Por un instante dejó la humildad de lado: “hago un muy buen locro”.
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario