Norberto Galasso: “Distinguir independencia real de independencia formal”

A doscientos años de la Declaración de Independencia de Tucumán donde abundan las bi-escarapelas en los pechos, el historiador peronista exige repensar el concepto de independencia y realza la concepción indígena que hubo en los patriotas ese 9 de julio y que fue borrada por el codo de la oligarquía nacional. 

FM Raíces Rock – Especial Bicentenario.



“La historia argentina exige que nosotros distingamos entre lo que es la independencia real de la formal” enuncia Galasso a semanas de cumplir sus 80 años.



Para el historiador, la independencia real es aquella en la que “efectivamente un presidente y el gabinete de ministros son elegidos por el pueblo y responden a los anhelos y reclamos del pueblo”. Y la distingue de la formal, “que es cuando tenemos una bandera, tenemos un himno y tenemos una escarapela pero el país está económicamente atado, dominado por países extraños.



La deuda externa es para el historiador el más claro ejemplo de una dominación encubierta. El ejemplo citado fue el de 1824 y los “empréstitos Baring Brothers en la época de Rivadavia”. La deuda que comenzó en el siglo XIX “hoy es de tal dimensión que la independencia no es una independencia efectiva, es una independencia de forma”.



“El país está atado a imposiciones extrañas.”



“Lo que ocurre es esto –continúa Galasso en son pedagógico– las políticas reales nuestras han sido de un país dependiente la mayor parte de toda su historia. Aunque en determinado momentos logra liberarse. Es entonces que tiene una política propia”.



Pero el historiador no es optimista al respecto, y comenta que la dependencia a través de la deuda externa, sumada a la de los capitales extranjeros instalados y las bases militares en varios países de latinoamérica es la situación concreta predominante. “Colombia tiene 7 bases Norteamericanas y en Argentina hubo un intento de hacerlo, primero en Chaco y ahora se habla de hacerlo en el sur” ejemplifica.



Por eso, para Galasso, en las escuelas habría que “indicarles a los chicos que una cosa es ser independiente y otra cosa es parecer independiente”.



Independencias




Para el entrevistado, “lo más importante a tener en cuenta es que el acta de la declaración de la independencia del 9 de julio de 1816 en Tucumán dice: declaramos la independencia de las provincias unidas en Sudamérica”, lo que le da “un contenido mucho más amplio que lo que después sería la Argentina”.



En este sentido, destaca que en 1816 “hubo representantes de los pueblos del alto Perú, como Chuquisaca, La Paz que son representantes del sector donde los pueblos originarios mantenían su lucha.” Lo cual le dio un carácter “latinoamericano”.



En un paréntesis, Galasso se permite hablar de “un antecedente un tanto confuso”. Este sostiene que en 1815 hubo una declaración en Concepción del Uruguay integrado por el litoral y Córdoba, provincias que no participaron del Congreso de Tucumán. Aunque reconoce que “no hay actas probatorias“.



Otra curiosidad retomada por quien en 2014 fue declarado Embajador de la Cultura Popular Argentina por un decreto del Ejecutivo Nacional, es que Belgrano les alertó a los congresales de Tucumán que si se declaraban independientes como república no iban a ser reconocidos como un país independiente debido a que los reyes europeos lo rechazarían.



Por esa razón  sugirió declarase “como una monarquía simplemente” y propuso que esta sea una monarquía incaica. El monarca habría sido el hermano menor de Túpac Amaru “que había hecho un proceso revolucionario anteriormente”.



Esa propuesta de Belgrano, fue aprobada por San Martín. Según comenta el historiador: “existe una carta donde se pone muy de acuerdo con esta propuesta”. Además, la idea tuvo amplio consenso de los pueblos originarios de toda esa zona.




“Pero tienen la oposición de la gente de Buenos Aires, especialmente  de Tomas Manuela Anchorena que se pronuncia de una manera muy conservadora, muy oligárquica, muy racista” describe Galasso, y esto le sirve para sentenciar “Todavía quedan algunos racistas en Argentina.
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario