Violenta represión y 48 detenidos en Parque Pereyra

Quinteros y quinteras arrendatarios, expulsados por el aumento usurero de los alquileres, de los insumos y de las tarifas y ahorcados por la miseria que paga el mercado su producción decidieron hacer cumplir el acuerdo firmado por la gestión anterior que es ninguneado por el gobierno de María Eugenia Vidal. La respuesta: una brutal represión.

Por: Nicolás Hernández
        @nicoherni77





Son 48 los detenidos, siete de ellos menores de edad, los que permanecen detenidos desde la tarde de hoy. El más niño tiene tan solo 7 años. Desde la Comisaria de El Pato están dispuestos a mantenerlos reducidos hasta que la justicia interceda.



Sin embargo, la fiscalía hasta ahora brilla por su ausencia y es por eso que se están llevando adelante tres cortes: uno en 7 y 50, otro en ruta 36 y 520 y el último frente a la comisaria. La respuesta que obtuvieron los abogados de ASOMA fue que la policía actuó de oficio y que no hubo ordenes superiores.



“De movida actuaron de oficio y ahora se ponen legales y esperan la resolución del fiscal” describió Héctor Gómez, parte de la Mesa Regional de la Corriente Clasista Combativa (CCC).


En este momento se encuentran movilizados exigiendo la liberación de los detenidos, diferentes organizaciones en el cruce de 7 y 50 como Patria Grande, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, la Corriente Clasista Combativa, la CEPA y el Partido Obrero entre otros.


 “Si el gobierno quiere que nos vayamos, que larguen a los compañeros y listo” desafió Gómez



“Para nosotros la tierra es todo, es la vida”



“Hoy, solo el 5% de los productores es propietario”  reveló de Hipólito Madariga, referente del Frente Agrario del Movimiento Evita. Para Gómez, los quinteros ven en la toma una alternativa a la vida en casillas en las periferias de la ciudad, sin posibilidad de acceder al trabajo.  “Los que están ahí, hacen lo que hacen porque lo que quieren es trabajar” aseguró.



La decisión de la toma no fue espontanea, el Parque Pereyra cuenta con 600 Hectáreas destinadas a la producción que se encuentran “prácticamente ociosas” relató Madariaga. A partir de eso, diferentes organizaciones campesinas se organizaron y firmaron un acuerdo con el Ministerio de Asuntos Agrarios en 2015, por el cual se cedían en comodato las tierras. A cambio, los beneficiarios pagarían un canon por su explotación.



Al acuerdo se sumó la aprobación del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) y el de la Universidad Nacional de La Plata. Como conclución, se determinó que se reparta la tierra ens de 4 hectáreas; con esta resolución se beneficiaria a 150 familias del cordón frutihortícola.



Pero, para Héctor Gómez, “este gobierno pareciera que nunca se ha enterado del acuerdo firmado”. “Siempre hubo una parte importante del Parque Pereyra destinado a la producción y ahora no quedó nada” dijo. Por úlitmo, destacó que quienes están al frente de la lucha llevaron adelante este conflicto tras la consigna del Papa: “Tierra, Techo y Trabajo”.
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario