Noche de los lápices: una lucha vigente

Horacio Urango fue uno de los seis desaparecidos de la denominada Noche de Los Lápices. Marta, su hermana, hablo con Los Invisibles y contó cómo era su hermano y cuales eran las banderas que sostenía.

Por Los Invisibles




Horacio soñaba con ingresar a la UNLP, pero su desaparición no lo permitió. Él, con sus compañeros, se preocupaban por la liberación nacional, preocupaciones muy distintas a la de muchos chicos de esas edad. 

Marta Ungaro contó que su hermano, en los tiempos libres iba a los barrios a militar y que incluso, al llegar a los últimos años de secundaria, decidió junto con un grupo de compañeros tomar otro camino: recorrer las provincias del norte de nuestro país para ayudar a las personas complicadas con la vinchuca.

“El boleto fue una reivindicación que los compañeros consiguieron en el año 1975 ya que había una hiperinflación donde era muy costoso trasladarse al campo de deporte donde hacían Educación física” recordó la hermana de Horacio sobre la lucha que llevaban los jóvenes secundarios.

Marta reconoció que actualmente se está viviendo una situación compleja, pero sostiene que"gracias
 a la lucha y convicción de esos años, hoy en día los estudiantes y las organizaciones sociales están en la calles reclamando la plena implementación del boleto y apoyando a las carreras que de a poco esté gobierno quiere sacar”.

Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario