Juicio a la CNU La Plata: "Estamos en un juicio que es fragmentado y reducido si tenemos en cuenta las dimensiones de la CNU"

Luego de la primera audiencia contra la Concentración Nacional Universitaria (CNU) Ritmo y Sustancia dialogó con María Luz Santos Moron, abogada querellante en el juicio contra los ex integrantes civiles: "Hay registros de operativos donde participaron 20 personas, así que este es un juicio a cuenta gotas" explicó.






A cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1, el día lunes, comenzó el juicio a dos civiles ex-integrantes de la CNU, una organización paramilitar responsable de secuestros, homicidios y torturas a trabajadores, delegados y militantes, realizados desde 1971 y que siguió funcionando durante la dictadura cívico-militar de 1976.

Por esta causa, hay solo dos acusados por delitos de lesa humanidad: Carlos "el indio" Castillo y Juan José "Pipi" Pomares, juzgados por tres hechos ocurridos en 1976 que dejaron un saldo de siete victimas.

"Hay registros de operativos donde participaron 20 personas, así que este es un juicio a cuenta gotas" explicó Maria Luz Santos Moron, abogada querralente, integrante de Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y Justicia YA.

Tendiendo en cuenta las dimensiones de la CNU, es un juicio "fragmentado y reducido" consideró la abogada.

Las audiencias que comenzaron el día lunes, se dan en el marco de un negacionismo avalado por el Estado y por la reciente decisión de la Corte Suprema de la Nación de otorgarle el denominado 2x1. "Este nuevo intento que viene de la justicia con el 2x1, a través de las manifestaciones del gobierno de Mauricio Macri (...)lo que viene a imponer es una especie de punto final y garantizar la impunidad de aquellos que no fueron juzgados, como por ejemplo los civiles y grupos concentrados de poder y económicos que hicieron posible que se lleve a cabo un genocidio en nuestro país" expresó Santos Moron

"Consideramos que es imposible olvidar, perdonar y reconciliaros y la gran movilización de la semana pasada demostró que la sociedad no va a permitir mayor impunidad para los genocidas" sostuvo la querellante en la causa de la CNU.

Durante este juicio, una persona que asistió a la audiencia, fue perseguida por un auto de manera intimidante, hecho que Santos Moron denunció ante el tribunal. "Hay que tener en cuenta que es un juicio no diferente a los demás pero que Jorge Julio López sigue desaparecido" consideró. 
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario