Los caminos de Santiago

El columnista de economía de El Bondi de la 88, Leo Fusero, realizó un extenso y concreto análisis sobre las razones políticas, sociales y económicas por las que Santiago Maldonado lleva 29 días desaparecido. Una columna para entender la responsabilidad de las fuerzas represivas del estado y del Gobierno Nacional.

  

Suponer que, una vez entrada la Gendarmería a balazo limpio en la Pu Lof en Resistencia-Cushamen, intentando dar caza a siete mapuches que comenzaron a correr, cruzando el río, de la misma forma que lo cruzó el testigo que iba corriendo delante de Santiago, pero en cambio Maldonado decide refugiarse bajo un pequeño arbusto, es poco verosímil.

Cuando te persiguen a balazos, te arrojas desde las cataratas del Iguazú de ser necesario. No hay mucho tiempo para pensar. O te matan los que vienen atrás o te ahogas. Pero el compañero que iba delante de Maldonado cruzó el río. Él podría haberlo seguido.

La hipótesis más realista es que cuando corría ya estaba herido de bala, y cayó muerto antes de poder cruzar. Eso justificaría el cordón que hace Gendarmería para que nadie vea que subían a una camioneta. Si lo subían detenido, con vida, no había razón para tapar la escena, máxime cuando en represiones anteriores en la misma comunidad habían detenido gente, como el caso de Jones Huala.

Si Santiago está muerto, la pregunta que surge es porqué el gobierno nacional no entrega a los responsables materiales de su muerte, sean gendarmes o el jefe del operativo, evitando el quilombo político que les trae tener un desaparecido en medio de un proceso electoral. No tiene sentido pagar semejante costo político.

Los gobiernos radicales no carecen de experiencia en reprimir a muerte, o encubrir desapariciones forzadas. Sin irse a la semana trágica de Yrigoyen, hay ejemplos en los dos últimos gobiernos de su signo. El gobierno de De la Rua tuvo su bautismo represivo el 17 de diciembre de 1999, cuando Gendarmería desalojó el puente General Belgrano que era ocupado por empleados públicos, docentes y movimientos sociales. Reclamaban el pago de sueldos. En la represión dos jóvenes murieron y hubo más de 50 heridos. El ministro del interior era Freddy Storani, que hoy sigue siendo docente de Derecho en la UNLP. No tuvo ningún roce con la ley por esas muertes, y sigue siendo alma mater de nuestros queridos amigos de Franja Morada.

El mismo gobierno Aliancista termina con la fiesta de sangre del 19 y 20 de diciembre, con más de 30 muertos, sin que De La Rua sufra consecuencias legales, no así su entonces secretario de Seguridad, Enrique Mathov, condenado a 4 años y 9 meses de prisión por el asesinato de cinco personas y lesiones a más de un centenar en víspera de la renuncia del entonces presidente

En el menú  desapariciones, el caso emblemático es el de los guerrilleros del MTP que atacaron el cuartel de La Tablada. Están fotografiados rindiéndose ante oficiales del ejército que también fueron identificados. Rindiéndose con vida, con las manos en alto. Nunca más aparecieron.

Entonces, ¿porqué no entregar a los responsables materiales de la muerte de Santiago? 

1 - En los casos de represión a la protesta social en los ´90, en La Plata, la faena estaba a cargo de Infantería de Policía de la Provincia de Buenos Aires. En dos que tengo vívidamente presente, una en plaza San Martín, donde policía incluso entró a la Universidad (cosa que tiene prohibido), y otra en el corte del distribuidor del camino Centenario en una marcha contra la ley de educación superior, fue Infantería la encargada del delivery de balas.

El 19 y 20 de Diciembre, fue Policía Federal la que reprimió, pegándole a las Madres de Plaza de Mayo.

En los casi dos años de gestión macrista, hay un denominador común en la represión a los trabajadores de Cresta Roja, de Pepsico, de la  CGT en Panamericana, de los trabajadores del plástico de Mascardi en autopista Richieri,  a los maestros en Tigre y Escobar,  a los jubilados en el Puente Pueyrredón, a los Mapuches.

Los reprimió Gendarmería.

Gendarmería es la fuerza elegida por Macri para reprimir la protesta social. Esa es la razón por la cual no pueden dejar caer a un jefe o a los que mataron a Santiago, porque el acuerdo que tienen con la fuerza es de largo plazo y no se puede caer por el primer muerto en represión.

2 - Spinetta tiene un gran disco,  Tester de Violencia.

Cuando el gobierno decidió  la baja de las pensiones a discapacitados, era evidente que la medida no tenía fundamento en la mentada baja del déficit fiscal, ni razón económica o presupuestaria alguna, ya el ahorro era nulo, casi lo mismo que gasta Vidal yendo y viniendo de la base de Morón en helicóptero. La medida era una forma de probar hasta donde esta sociedad toleraba los abusos, era un tester de violencia.

Todos tenemos un conocido que frente a una protesta, un corte de ruta, o una manifestación, dice muy suelto de cuerpo ¨A estos hay que matarlos a todos…¨
Pues bien, comenzaron. Una vez que la cagada estaba hecha y Santiago estaba muerto, ya iniciadas las maniobras para ocultar el homicidio,  tenerlo desaparecido también sirve como tester de violencia, como termómetro de hasta donde la sociedad no solo tolera que se vayan violando sus derechos, sino que incluso los sigue apoyando en las urnas. En un asado el fin de semana , hablando del tema, uno de los comensales dijo ¨¿Tanto quilombo por un hippie?. Están midiendo como reacciona la sociedad ya no solo a la perdida de derechos económicos o políticos, sino a la perdida de derechos humanos.

3 -  A fines de 2016, Bullrich fue a Israel a comprar armamento. Compró lanchas para Prefectura, a un país como Israel no tiene ríos, pero se concentró fundamentalmente en la tecnología de control de los pasos fronterizos entre Israel y Egipto. Les compró a los Israelíes todo el armamento de protección de fronteras. ¿Quien protege las fronteras en Argentina?

Gendarmería.

Evidenciando el pacto de ustedes reprimen, nosotros les damos el negocio de la represión, con la compra de armas, drones, tecnologia, etc.

Bullrich, asidua asistente a la embajada de EE.UU., es una orgánica de la CIA y la Mosad, el servicio de inteligencia de Israel. Con ella en el ministerio de Seguridad, ambas agencias obtienen acceso directo a los operativos de tráfico de drogas, de personas, contrabando, etc. Las agencias, junto a la DEA, controlan el ministerio, pudiendo decidir que operativos hacer y cuales no, a que narcos favorecer o perjudicar, como manejar el mercado de drogas interno, pero sobretodo el de exportación, negocio fundamental para esta última.

La relación de Bullrich con los servicios de inteligencia es fácil de probar. Su misma designación como Ministra de Seguridad, puesto para el que no tenía ninguna experiencia, sorprendió incluso al mismísimo PRO, ya que ni siquiera era orgánica del partido, ni una de sus fundadoras, era solo una aliada. El mismo Macri declaró, cuando le cuestionaban la designación del comisario Fino Palacios al frente de la Policía Metropolitana, que él había pedido sugerencias a la embajada de EE.UU y de Israel, resultando recomendado Palacios. Es de imaginar que si escuchó sugerencias de ambas embajadas para designar al jefe de la policía local, también lo hizo para nombrar a la Ministro de Seguridad Nacional.

Bullrich fue de shopping a Israel junto a Waldo Wolff, ex vicepresidente de la DAIA, a la que renunció para jurar como diputado del PRO. Wolff logró laureles dentro del macrismo al conseguir, en Diciembre del 2016, reabrir la causa Nisman contra Cristina, causa que había sido desechada por el juez Rafecas y por la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.

Es sabido que el día de su muerte, Nisman llamó unas seis veces a Jaime Stiuso, capo canioneri de los servicios de inteligencia argentinos. Stiuso  no lo atendió. Las que
lo llamaron ese día hasta incendiarle la cabeza fueron dos personas. Laura Alonso y Patricia Bullrich. La denuncia de Nisman era fundamental para la CIA y la Mossad. Declarando como terroristas a los iraníes, el complejo militar industrial de EE.UU e Israel iban a colocar una traba más a Obama impidiendo que firme tratados de paz con Irán. Nisman colaboraba con la CIA y la Mosad en ello. Su relación con la empresa Kroll, multinacional de espionaje, que es una especie de CIA privada, quedó estacionada en las cocheras de su edificio. La camioneta que manejaba Nisman, una Audi Q5, imposible de comprar con su salario de fiscal, está a nombre de uno de los socios locales de Kroll. El otro socio de Kroll aparece en varias fotos muy sonriente con Guillermo Yanco, el esposo de Patricia Bullrich.

La relación de Nisman con los servicios de inteligencia era de larga data. Nisman comenzó su carrera como pinche en el juzgado federal de Morón, a cargo del doctor Ramos Padilla. Ramos Padilla fue reemplazado por Gerardo Larrambebere, un claro partidario de los militares. Larrambebere le asignó a Nisman, su secretario, la investigación de los casos de Iván Ruiz y José Díaz, los miembros del MTP cuya captura por efectivos del Ejército en el cuartel de La Tablada fue filmada y fotografiada a pesar de lo cual desaparecieron y nunca más se supo de ellos .Lo cierto es que Nisman no investigó nada, y que tanto el juez como él apoyaron la versión oficial del Ejército de que Díaz y Ruiz habían muerto en combate.



(Ivan Ruiz se rinde con vida en los cuarteles de La Tablada)


El responsable de los secuestradores fue el mayor Jorge Varando. Por esas vueltas de la vida argentina, el arma que portaba cumpliendo funciones como teniente coronel retirado y jefe de la custodia del banco HSBC de Avenida de Mayo y Chacabuco, fue la encargada de acabar con la vida del joven Gustavo Benedetto en la represión del 19 y 20 de diciembre.

Ramos Padilla, el juez original del juzgado de Morón, radical alfonsinista y amigo intimo de Alfonsin padre,  fue pionero en impulsar los juicios por delitos de lesa humanidad, en restituir nietos apropiados, y fue el primer juez en decretar la inconstitucionalidad el la ley de obediencia debida. El mismo Ramos Padilla cuenta que la noche anterior a decretar la inconstitucionalidad de la ley de obediencia debida, Alfonsin, presidente de la nación al momento,  lo llamó a su casa para pedirle que no lo hiciera, a lo que Ramos Padilla contestó ¨Gallego, yo te quiero mucho, pero esto es inconstitucional..¨.  El 27de agosto de 2017, dos diputados del PRO pidieron destituir al juez Ramos Padilla por sus tuits contra el Gobierno y la Justicia. Uno de los diputados es Waldo Wollf, aquel que viajó de shopping armamentista con Bullrich a Israel y que consiguió reabrir la causa de Nisman contra Cristina.

El círculo cierra con la participación de peritos de Gendarmería en la otra causa Nisman, la que investiga el origen de la bala que lo mató.  Los peritos de Gendarmería ya declararon que la hora de la muerte de Nisman fue las 3 a.m., y no entre las 8 y el mediodía, como figura en la causa gracias a las autopsias hechas por los peritos de la Corte Suprema de Justicia. A estos peritos gendarmes solo les queda explicar el milagro de que Nisman, que según ellos llevaba cinco horas muerto, cerca de las ocho de la mañana haya leído diarios, mirado fotos por Facebook y revisado su correo electrónico.

Pero todo milagro tiene su explicación racional.

En la planta baja del edificio Centinela, sede de la Gendarmería Nacional en el barrio porteño de Retiro,  a escala real, con las mismas dimensiones del departamento de la torre Le Parc de Puerto Madero en el que lo hallaron muerto con un tiro en la cabeza, Gendarmería montó una réplica del baño de Alberto Nisman para recrear la escena de la muerte. Con la replica, Gendarmería declarará lo que el diario Clarín ya anticipó. Las pericias gendarmeriles dictaminaran que había dos personas más en el departamento el día de la muerte de Nisman. O sea, que lo mataron.

El ser señalada como factotúm de la muerte del fiscal, será la carta que tiene el oficialismo  para eliminar a Cristina del Senado, incluso si gana las elecciones. Si no consigue el quórum necesario para hacerlo, aún le queda el recurso de la prisión.


4 - El reclamo Mapuche sirvió para poner bajo la luz  la forma en que la oligarquía argentina accedió a la propiedad de la tierra, fuente primitiva de la cual emana su poder. Si bien hoy está diversificada en varias industrias, el origen del poder de la oligarquía local es ser los dueños de inmensas porciones de tierra.

Esas tierras fueron ganadas en las llamadas Conquistas del Desierto, ejecutadas primero por Rosas, que en 1833, combinando batalla y negociación, asegura las Salinas Grandes, Bahía Blanca y Carmen de Patagones. Uno de sus lugartenientes, Ramos, bordea el río Colorado, alcanzando  los ríos Neuquén y  Athuel, al sur de Mendoza. Pacheco hace lo propio por el río Negro, llegando hasta el Limay.

Luego es el turno de Roca, que en 1879, partiendo desde  Choele Choel y Chos Malal, llega hasta el actual Bariloche. Juan Manuel Blanes pintó la escena de Roca en Choele Choel, imagen que decora el reverso de los billetes de cien pesos argentinos. Como una paradoja más, el mismo signo numerario lo comparte con Eva Perón. El paterfamilias de la oligarquía argentina comparte poder de compra con la mujer que más fustigó su clase social.

Una empresa formada en Londres, The Argentine Southern Land Co. (“Compañía de Tierras del Sud Argentino”)  recibió  del gobierno nacional la propiedad de casi
un millón de hectáreas en el norte de la Patagonia como compensación por la  financiación recibida,  a través de sus inversiones y empréstitos con la corona británica,  al genocidio indígena realizado por el Ejército argentino en la campaña de Roca.

Las tierras fueron mensuradas creando así las estancias de El Maitén, Lepa, Leleque, Pilcaniyeu, entre otras. A diferencia de los actuales modos de mensurar con moderna aparatología, GPS y satélites, en aquel entonces se relataban aspectos geográficos y culturales del uso del territorio. El agrimensor Pablo Gorostiaga que midió las “colonias” Lepa y Leleque describió dentro en ellas caminos construidos por los aborígenes ¨que utilizan para cazar¨. El uso del presente en el verbo es suficiente prueba de que las comunidades vivían en la zona, donde ejercían sus actividades de caza, dando testimonio de la preexistencia a la que se refiere el artículo 75 de la Constitución Nacional. Otro dato relevante, consiste en un exceso en la mensura de casi 17 mil hectáreas en Lepa, hacia el oeste. Justamente, el lugar donde se encuentra el conflicto por casi 600 hectáreas con la comunidad Mapuche Santa Rosa-Leleque. El mismo modus operandi es el que desató el conflicto en Cushamen. Como los planos originales hacen referencia a lugares o costumbres, no es muy difícil imaginar que si la estancia Lepa llegaba ¨hasta el rancho del indio X¨, solo le bastaba a la compañía inglesa correr dicho rancho una legua para ganar una legua más de tierra. Esto es comprobable en las cartas que se enviaban los mismos interesados. Cuthber Hacket, gerente general de la “Compañía de Tierras del Sud Argentino” en Londres, le escribe  a John R. Moss, apoderado de “Compañía de Tierras del Sud Argentino” en Leleque, recomendándole que  “Cuanto menos gente conozca los planos reales de las tierras, mejor”

Patricia Bullrich desciende de Adolfo Jacobo Bullrich, quien fundó Adolfo Bullrich y Cía., una empresa de remates. Durante la Campaña al Desierto fue el sitio que se
encargó de rematar las tierras ganadas al indio ya que la casa había cobrado prestigio entre la clase alta argentina. Jacobo se enriqueció tanto con esas operaciones que mandó a edificar el edificio que hoy ocupa el paquete Shopping Patio Bullrich.

Pero Bullrich no es solo Bullrich...es Patricia Bullrich Luro Pueyrredón.

Luro era un terrateniente que se hace millonario con la conquista del desierto. Tan millonario que decide fundar una ciudad vacacional para la aristocracia
Argentina junto con su amigote,  Patricio Peralta Ramos. Lo hacen en una estancia propiedad de Ramos, quién la obtuvo al desalojar la segunda de las tres extintas Misiones jesuitas de la Pampa, fundadas en la segunda mitad del siglo XVIII,
denominada Nuestra Señora del Pilar de Puelches, que más tarde recibió el nombre de Puerto de la Laguna de los Padres. De allí las Sierras de los Padres.

El partido donde se asienta la ciudad de Mar del Plata lleva el tercer apellido que ostenta Patricia,  General Pueyrredón. Así se completa el linaje de la actual ministra caza mapuches.

Los vecinos de Peralta Ramos, que poseían tierras desde Chapadmalal hasta el Río Quequén, ostentaban otros de los apellidos clásicos, y ligados a genocidios. Martinez de Hoz.

Años después, expropiada,  Chapadmalal será la sede de balnearios obreros siguiendo la política de turismo social impulsada por un tal Juan Domingo Perón.

Patricia tiene un pariente lejano que comparte su vocación política, Esteban José Bullrich Zorraquín Ocampo Alvear, hoy candidato del PRO a Senador por la Provincia de Buenos Aires. Su cadena de apellidos es razón más que suficiente para votar a Cristina.
Share on Google Plus
    Comentarios en Facebook
    Comenta con Google

0 comentarios:

Publicar un comentario