Me matan, Limón! - FM Raices Rock 88.9

miércoles, 2 de mayo de 2018

Me matan, Limón!

La columna semanal de "Economía en Cartón: detrás del humo del choripan" con Leo Fusero para El Bondi de la 88. 


Para reemplazar a Martín Lousteau como embajador argentino en los Estados Unidos, Macri designó al ignoto Fernando Oris de Roa, de nula experiencia en temas de cancillería. La elección del embajador en la principal potencia del mundo es una decisión estratégica, ya que de sus gestiones dependen los posibles acuerdos comerciales que abran el mercado más importante del mundo para los productos argentinos. Sería deseable que el embajador fuese un experto en comercialización de biodiesel, ya que las trabas a las exportaciones que EE.UU. impuso al producto estrella argentino implican pérdidas de al menos U$S 1.500 millones.  Mucho más deseable sería que el embajador se concentre en abrir el mercado americano a productos con mayor valor agregado industrial, aunque fuese vino, aceite de petróleo o aluminio, que ya integran la canasta de exportaciones al país del norte. Pero el novel embajador se especializa en otro producto: limones. Fernando Oris de Roa  se hizo millonario vendiendo pollos y limones y desde el 2011 es directivo en Argentina de la empresa belga Expofrut, que el año pasado cerró dos plantas en el país. Oris de Roa es un viejo conocido de Macri, ya que fue empleado en la empresa que el padre del presidente de la nación fundó en los noventa, Citrus Fruit Famaillá, dedicada a la exportación de limones.

Cuando presentó sus cartas como embajador ante Donald Trump, este lo recibió al grito de Lemons, Lemons, Lemons! Una tomada de pelo similar le hizo a Macri en su primer reunión bilateral, al declarar a la prensa que él (Trump) “le hablaría de Corea del Norte y él (Macri) de limones”, dejando bien en claro quién está a cargo de temas de estrategia global y quién es un mero verdulero de barrio. Colocar un ex empleado experto el limones en la embajada más importante del mundo, utilizar la reunión bilateral con el presidente de la potencia mundial para hablarle de limones y festejar el primer embarque de limones por cadena nacional marca la obsesión presidencial por el cítrico, que carece de sentido si se tiene en cuenta que, con suerte, las exportaciones de limones a EE.UU. pueden alcanzar los U$S 50 millones, irrelevantes si se los compara con los U$S 1.500 del biodiesel. Con los números sobre la mesa, la pregunta que cae de maduro es ¿a que se debe la obsesión del presidente con los limones?

La 'Ndrangheta, la organización criminal más importante del mundo, que domina el tráfico internacional de cocaína, está activa en Argentina, como demostró la detención en Septiembre de Rocco Morabito, capo mafia calabrés, que viajaba con frecuencia a Buenos Aires. La principal diferencia con la Mafia reside en los métodos de reclutamiento. La 'Ndrangheta recluta a sus miembros siguiendo el criterio de la relación de sangre, de lo que resulta una extraordinaria cohesión dentro del clan familiar. Tiene su base en Siderno, Calabria, tierra del abuelo del presidente Macri. El capo del clan cayó en San Pablo en Junio del 2017. A pesar de viajar con pasaportes falsos, pude determinarse que se trataba del máximo responsable de la mafia calabresa: Vincenzo Macri, hijo de Antonio Macri, capo del clan, de quién heredó el puesto. Unos meses antes de su caída, en el puerto de Gioia Tauro, ubicado en la provincia de Reggio Calabria, las autoridades italianas incautaron 55 kilos de cocaína por un valor de venta estimado en 11 millones de euros que estaba en un contenedor de mercancías procedente de Argentina. La cocaína era de máxima pureza y estaba dividida en 51 paquetes dentro de un contenedor que transportaba limones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario