Abuelito dime tu - FM Raices Rock 88.9

martes, 13 de noviembre de 2018

Abuelito dime tu

Economía en Cartón; detrás del humo del choripan. Una nueva columna de Leo Fusero para El Bondi de la 88. 


El Hada Buena pampeana tuvo una semana de rosca política envidiable. Desde las dos horas de reunión con Tinelli, hasta el acuerdo con Massa para aprobar un presupuesto sazonado con más deuda y alza de impuestos, pasando por las bendiciones de la Iglesia Evangelista. Todo en una semana. Su apuro se debe a que necesita ampliar su base política si es que quiere apoderarse de alguno de los pocos botes salvavidas que queden disponibles cuando el Titanic macrista eleve su proa al cielo antes de hundirse. Junto a Larreta, son las dos cartas que la Embajada de los Estados Unidos juega como potencial recambio para que nada cambie, dado que el hijo bobo que ubicó en la presidencia hace tres años resultó ser más bobo de lo necesario. Los dólares del FMI son el reaseguro que tiene el Hada Buena para que no vuele todo a la mierda antes de que pueda aferrarse al bastón presidencial. Pero pagar la deuda hasta Octubre del 2019 con guita prestada no soluciona la temperatura de la calle, que va tomando calor de solsticio. Alpargatas, Tres Arroyos, Canale, Credimas, Flechabus, Pérsico, Honda, Motomel, Longvie, Ribeiro y Metalúrgica Tandil cerraron, echaron personal o pidieron un procedimiento preventivo de crisis solo en Octubre. Sus actos en el Conurbano donde a pesar de la cuidada planificación y la puesta en escena prolija miles la putean de arriba abajo y la obligan a escapar a alta velocidad le informan que cuando las tripas se quejan de hambre, no hay Clarín que valga.

Ante el amague de separarse de Macri que hizo vía sendas tapas de Clarín y La Nación que anunciaban con toda pompa el “despegue” de Vidal y su futura separación de Macri, el capobastone le recordó que bajo la gestión de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires los recursos crecieron impulsados por la ayuda nacional, y que sin las transferencias del Tesoro Nacional el déficit financiero hubiese crecido enormemente en los años 2016 y 2017 respecto al 2015 (95,9% y 123,5% respectivamente). Las sucesivas devaluaciones que llevaron el valor del dólar a valores en torno a $40,0 incrementaron la deuda pública provincial en $202.404 millones (+82,3%). Monto superior al total de los recursos presupuestados en 2018 para Educación y cultura ($177.650). Y superior a lo correspondiente a Seguridad Social, Salud, Promoción y Asistencia Social, Vivienda y Urbanismo, Asuntos Laborales, Ciencia y Técnica y Promoción del Medio Ambiente y Agua potable juntos ($199.454 millones). La pésima gestión de la Virgen de Aldo Bonzi llevó la deuda pública del 5,7 % al 12,3% del Producto Provincial. La parte denominada en moneda extranjera fue la de mayor crecimiento, pasando de una participación en el stock de deuda del 59,9% al 81,5%, que al tipo de cambio vigente ($40=1 U$S) genera un stock de deuda de $448.375 millones. De este modo, el incremento de la deuda bajo la gestión de Cambiemos actualizada por efecto cambiario es del 280,3%.

Para empeorar las cosas, el reporte del FMI dice que la proyección de escenario pesimista que elaboró en el primer acuerdo con Macri fue superada por la realidad. En lenguaje que un macrista pueda entender, pasaron cosas más malas que las peores que podían pasar. En este segundo acuerdo, el escenario pesimista prevé una caída del 6% del producto (solo comparable a la caída del 2002), 90% de tasas de interés, y la necesidad de 35 mil millones de dólares de deuda extra para renegociar la deuda ya contraída. El reporte fue hecho antes de la victoria del Führer carioca, cuyo ministro de economía ya anunció que va a devaluar un 30% el Real, que hará una nueva reforma laboral que termine de aniquilar cualquier derecho laboral y que no le interesa la Argentina. Con Brasil de punta, las posibilidades mínimas de recuperación económica se esfuman. El mismo acuerdo con el FMI reduce transferencias, pone en peligro el Fondo Solidario y traspasa subsidios a los servicios públicos y el trasporte a la Provincia, que junto a las amortizaciones de deuda e intereses que enfrenta en 2019, ponen en una situación de gran fragilidad a las finanzas de Vidal. La misma tabla de salvación que puede acercarla al sillón de Rivadavia le avisa que sus números, su pésima gestión y su necesidad de fondos hacen que pelearse con el Capobastone sea imposible. En la lógica mafiosa, para reemplazar al Boss, hay que matarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario